Boca del Río

Lo que conocemos como Veracruz, la ciudad y puerto, es una conurbación de dos municipios, el otro es Boca del Río.

Hoy salí temprano hacia el trabajo. Pasé por el boulevard que van entre algunos grandes hoteles, edificios de concominios y la zona residencial de la élite. Ví el mar. Corredores matutinos. Una casa con su bandera ondeada por el suave viento marino y rociada por la tenue lluvia matinal.

Después del trabajo regresé a Xalapa.



Isla de Sacrificios

Hoy, al avanzar la mañana, salí de Xalapa y avance hacia el oriente. Llegué al puerto de Veracruz al mediodía.

Después del trabajo y la comida -mariscos exquisitos-, caminé un breve tiempo en el bolulevard. Vi la Isla de Sacrificios. Allí está con su faro mirando hacie el puerto, hacía la ciudad que se extiende a la orilla del mar.

La Isla. El mar. Una lancha. Arena. Agua. Cielo. Atardecer...





Hoy no salgo de viaje. Mañana sí.

Los invito a Por pares.
Del concreto a la contemplación de la lluvia

Por la tarde regresamos de la ciudad de México. Dejamos los grandes conjuntos de concreto y acero. Al tomar la avenida Zaragoza hacia la salida por el oriente de la ciudad, vimos el Metro en su vía elevada.

Antes de tomar la desviación por la ruta tlazcalteca, contemplamos los volcanes Iztaccihuatl y Popocatépetl. En su idilio eterno.

Al transitar entre Apizaco y Huamantla, Tlaxcala, vimos un gran Arcoirís. Despues empezó la lluvia, suave, luego intensa, luego granizo. Caía tanto granizo que varios vehículos nos detuvimos por un momento al lado de la carretera.

Llegamos a Xalapa cuando ya era de noche.





Zócalo de la Ciudad de México

La Plaza de la Contitución, mejor conocida cómo Zócalo, es la mayor de México y la segunda más grande del mundo.

Avanzamos a la Plaza por la calle 16 de septiembre, llamada así por que en esa fecha de 1810 inció la larga guerra por la Independencia de México.

Llegamos de muchas partes del país. Vimos a una pareja de jovenes tehuanos, del Istmo en Oaxaca -sur de México-, ella con su vistoso traje. Un niño vestido de charro de Jalisco y en la salida a un Huichol de Nayarit -occidente-.

Frente a la Plaza, el Palacio Nacional. En la salida a la calle Madero, nombrada así por Francisco Villa, en honor del Presidente Martir de la Democracia, Francisco I. Madero, una Campana de luces que recuerda la que en una fecha como hoy, en 1810, hizo tañir el cura Miguel Hidalgo y Costilla en el pueblo de Dolores, iniciando la Independencia.

Una intensa lluvia cayó cuando estuvimos en la Plaza. Mojándonos permanecimos en ella. Nuestra Plaza, que es el Corazón de Mexico...









A la ciudad de México, al Grito

Para Martha Inés.
Para mi hermano David.
Quienes están lejos de su Patria.


Por la tarde de hoy, viajamos desde Xalapa. Llegamos con el tiempo justo para acudir a la ceremonia del Grito de Independencia.

En el Zócalo participamos en la más grande fista cívica de los mexicanos. Algarabía e indignación de mucha gente. Alegría por celebrar el grito e indignación por el resultado de la elección presidencial.

Escuchamos a Eugenia León. Con su voz nos deleitó cantando:

Paso del Norte, que lejos te vas quedando...

Oh tierra del Sol, suspiro por verte. Ahora que lejos, yo vivo...

México lindo y querido, si muero lejos de tí, que digan que estoy dormido y que me traigan aquí...


Luego El Grito...

Fuegos artificiales. Rechiflas y abucheos al Secretario de Gobernación.

Fiesta. Trajes típicos.







Puerto de Veracruz

Al mediodía salimos al puerto de Veracruz. Un viaje rápido. Regresamos al terminar el día.

En el centro de la ciudad los edificios lucen los adornos tricolores por el festejo septembrino de la Independencia.

El mar azul. El boulevard junto al mar. Las pequeñas embarcaciones mecidas por el oleaje ligero, suave, ritmico...



Ríos

Después del mediodía salimos de Poza Rica. Cruzamos por el puente carretero el río Tecolutla, inmenso se dirige al Golfo de México.

Nos detuvimos a comer en Costa Esmeralda. Desde la ventana veíamos el mar, con una tonalidad verde, verde esmeralda.

Continuamos el viaje. Pasamos el estero, inmenso. Al verlo recordé que en octubre de 1999 derribó, con la fuerza del agua, el puente que cruzamos en un instante. Agua. Cruzamos otros ríos de menor caudal. Agua que va al mar...

Llegamos a Xalapa.





Cazones

A las siete y media de la mañana salimos de Xalapa. Llegamos a Poza Rica puntuales a la cita de trabajo.

Por la tarde fuimos a Cazones. Vimos el mar, comimos cerca de la playa. Una bandera nacional, ondeante sobre una palapa, nos hace sentir que estamos en el mes de la Patria.

Al regresar, nos detuvimos un momento frente al puente peatonal colgante de docientos cincuenta metros de largo. El río Cazones con su gran caudal hacia el mar, hacia el cercano Golfo de México. Agua que va, suavemente, al encuentro de más agua...





De regreso a Xalapa

Hoy por la tarde regresamos de la ciudad de México. Viajamos por la misma ruta de ida: Tlaxcala, Apizaco, Huamantla, una vaca que empieza a cruzar la carrtera, nos detenemos, la vaca no puede cruzar porque está atada al señalamiento de la carretra, seguimos. El Carmen. Termina Tlaxcala, principia Puebla.

Zalayeta, Veracruz, a la orilla de la laguna de Alchicica, luego el pueblo de Alchichica. Termina Puebla, principia Veracruz. Al pasar Perote inicia la niebla. Avanzamos lentamente bajo la niebla. Luego está despejado. Se ven los puntos dorados, un conjunto amorfo o multiforme, es el alumbrado de Xalapa. Llegamos.



Ciudad de México

Hoy al mediodía salimos de Xalapa. Llegamos al iniciar la tarde a la ciudad de México, inmensa metropoli. Viajamos por la ruta tlaxcalteca.

Después de comer, leí Milenio, la portada tiene una gran fotografía del presidente entregando (ayer) en el vestibulo del edificio del Congreso su informe, tal como dice la Constitución Política de las Estados Unidos Mexicanos, y El País, incluyendo Babelia -suplemento de cultura del diario español-.

Fui con mi hijo a proveer la despensa. Ya están colocados los puestos de venta de banderas, cornetas, matracas, pines, sombreros y otros accesorios para celebrar en este mes la Independencia de México. Verde, blanco, rojo...

Encuetro de blogueros

Ayer por la tarde nos reunimos algunos blogueros que vivimos en Xalapa. Cuando llegué a Amarillo, una casona de arquitectura xalapeña con tejado, ya estaba el anfitrión Ivan, con él John y su novia Esmeralda. Enseguida llegó Arturo, quien no es bloguero, es un excelente fotografo. Luego apareció Mauricio, Ilese y José Luis. También llegó Enrique desde el puerto de Veracruz.

Platicamos sobre nuestra incursión en la blogsfera. Mauricio disertó sobre las maravillas del Linux. Arturo nos entrevistaba, porqué un blog, porqué más de uno de algunos. Refexionamos sobre el uso del lenguaje, la escasa lectura. Terminaba la tarde y nos fuimos a El Submarino.

En la cafentina El Submarino seguimos la charla. En éste singular lugar Arturo tiene una exposición de fotografías con el tema del cuerpo femenino y algunos personajes que se ha encontrado por la calle. Bebimos cervezas, algunos refrescos, mucha platica. Se fueron despidiendo algunos. Al final salimos pasada la media noche los últimos.