Ciudad de México

El sábado por la tarde viaje a la ciudad de México. Se prolongó la salida de Xalapa, más de una hora. Llegué cuando ya era de noche y más de cinco horas de viaje. Compré los diarios y leí.

Ayer domingo me la pasé leyendo. Al anochecer, me fue rodeando, me atrapó, me hizó sentir mucho frío. Me metí a la cama y traté de dormir, soñé que erán circulos, que avanzaban en circulos. Amaneció, seguía en mí. Al avanzar la mañana, después de meditar un momento, decidí que no me ganaría, que tenía que hacer lo que ya había programado. Un baño me fue aliviando de la fiebre. Me sentí mejor.

Hoy, aniversario de la Revolución Mexicana. Por la tarde, salí al centro de la ciudad, caminé por el Paseó de la Reforma, la avenida Juárez, allí vi la exposición fotográfica de la Revolución. Llegué, como miles al Zócalo. Terminado el acto político partí. La multitud se quedó a escuchar el concierto de Silvio Rodríguez.

Al terminar el día, salí de regreso. Viaje durante la primera parte de la noche. Veía a los lados de la carretera los conjuntos de luces de los pueblos y ciudades. Puntos dorados. En el valle de Perote y las faldas de la inmensa montaña la niebla, una niebla que me dificultó la conducción del vehículo. Llegué a Xalapa.
Por pares

Están invitad@s a ver y leer Por pares (click aquí).
Encuentro de bloguer@s xalapeños

Ayer por la tarde hubo una reunión de los bloguer@s de esta parte de la blogósfera, o sea: Xalapa.

Como ya les había avisado por el blog del evento, llegué tarde. El trabajo es primero, prioritario y primordial. Ya estaban en los comentarios finales. Me platicaron que se comentó la ídea de crear un blog colector, que publique las entradas de los blogueros que se suscriban. Los linuxeros, con los que participa Mauricio, van a ver cómo se le puede hacer para llevar a la práctica esto.

Después de la reunión de comentarios en el Login Café, algun@s se retiraron y otr@s nos cambiamos a la Plazuela, al lado. Una merienda ligera, me cayó muy bien, andaba sin comer. Otros comentarios con Iván, él convocó, Mauricio, linux y salud, Esme y John, esperan bebé. Luego a descansar. Hoy la actividad inició temprano.



Árboles en Veracruz

Por la mañana, entre una sesión y otra del trabajo, conduciendo el auto me encontré una escultura viva. Sobre la avenida Salvador Díaz Mirón, en la esquina con Alacio Pérez, sobre el camellón central hay un árbol que es una escultura. Dos rugosidades del tronco son los senos, el cuerpo fue delineado con pintura. Allí está la escultura viviente, acorde con la forma de ser de los jarochos. En Veracruz, cuando no hay carnaval, se está en la preparación del siguiente.

Árbol. Mujer. Escultura...


























Después del mediodía regresé a Xalapa. Voy a ir a clase. Después al encuentro de blogueros xalapeños.
El mar frente a Veracruz

Hoy fue un día intenso. Temprano a la sala de trabajo. Por la tarde, ya avanzada, a comer. Luego ya era de noche. Desplazamientos en auto, por las calles de Veracruz que conozco como si siempre hubiese estado aquí o quizá nunca me he ido de aquí. Lo cierto, me gusta estar aquí.

De las fotos que tomé ayer, sólo publico dos. Un barco fondeado, esperando para entrar al puerto y unas lanchas, lanchas para ir de pesca o sólo dar un paseo por el mar. La vida en Veracruz transcurre frente al mar, se adentra en el mar...



Cosamaloapan y Veracruz

Por la mañana salí de Xalapa. Llegue a Cosamaloapan directamente a la sala de trabajo. Al terminar comimos en la fonda de doña Martina. Estaba delicioso el tapixte. De ahí a la carretera nuevamente.

Llegue a la orilla del mar por Boca del Río. Me detuve a contemplar el mar por un momento. Aspiré el aire que viene del Golfo de México. Vi a un viejo pescar, sostenía la caña comodamente sentado en la banqueta, paciente...



De Oaxaca, bajo vigilancia de la tropa, a Xalapa

Después de ver la marcha de ciudadanos oaxaqueños, demandando la salida del gobernador y del PFP -policía militar, salimos de la ciudad.

En la primera caseta de peaje, en Huitzo, después de pagar, los militares a cargo de un retén nos ordenan detenernos. Dice el soldado: estamos aplicando la Ley de Armas de Fuego y Explosivos y previniendo el narcotráfico, tienen que bajar y permitirnos revisar. salimos del auto. Le pregunto al militar si puedo tomar fotografías. Él le pregunta a su comandante, Aquel me pregunta para qué, para mi albúm le contesto. Puede tomarlas. Ellos revisan. Yo tomo fotos. Anota las placas de mi auto. Me pregunta mi nombre y lo anota en una libreta. Pueden irse, nos dicen. ¿Quién revisará esa libreta y para qué? Me quedo con la duda.

Avanzamos. Al llegar al límite del estado de Oaxaca, nos detenemos a contemplar la inmensa montaña, tonos de verde oscuro, azul y gris de rocas. Seguimos. Nos toca lluvia con granizo. En el último tramos, niebla y lluvia. Llegamos a Xalapa.





Centro histórico de Oaxaca de Juárez

Por la mañana fuimos al centro de la ciudad. Para tener acceso dimos un rodeo, ya que varias de las calles están bloquedas por filas de la PFP -policia militar-. Pudimos entrar por la calle Hidalgo.

En la esquina del edificio central de la Universidad, dos tanquetas y tropa estacionados. Sobre la calle Alcalá filas de policias restringiendo el acceso. Al fondo se ve el plantón que en las inmediaciones del templo de Santo Domingo mantienen los maestros y ciudadanos de organizaciones que demandan la salida del gobernador.

Sobre la calle García Vigil, la tropa sentada en descanso, sus cascos y escudos sobre el piso. Así toda el área en torno del Zócalo y la Alameda. Tropa, tanquetas...





Soledad, Etla

Al mediodía fuimos a Soledad, un pueblo del valle de Oaxaca. Se percibe la tristeza e indignación de los pobladores.

La casa donde vivió el enfermero Jorge Alberto López Bernal tiene al frente un moño negro. Es el duelo. El dolor. La impotemcia ante la muerte. La muerte que trajo una granada lanzada por la PFP cuando Jorge Alberto asistía a un lesionado el pasado domingo, durante la entrada de la policia militar a Oaxaca de Juárez. Esa entrada que ayer Joaquín López Doriga -Milenio diario, página 3- hacía analoga a la entrada a Bagdad del ejercito de los EE UU.

En el cementerio del pueblo, la sencilla tumba de Jorge Alberto cubierta de flores. Cempasúchil.

El centro del pueblo desierto. La iglesia, de estilo barroco, es el mudo testigo de la tristeza y la indignación. Los pobladores, campesinos y productores de quesos, en sus tareas, llevan sus enseres en carretas. La vida sigue. Sigue la gente trabajando. En silencio llevan su indignación...

Por la tarde, en el centro de la ciudad de Oaxaca de Juárez, una manifestación de trabajadores de la salud pide, exige, justicia para Jorge Alberto.







Día de Muertos en Oaxaca

Salimos por la mañana de Xalapa. Al acercarnos a Oaxaca, pasamos uno, dos, tres retenes de la PFP -policia militar-. De dónde viene, a dónde va, una identificación, a qué se dedica. Respuestas. En la avenida de acceso las patrullas, circulando y estacionadas. Llegamos por la tarde.

En la televisión local vemos la crónica de la defensa de la Ciudad Universitaria, por parte del pueblo que demanda la salida del gobernador, ante el ataque de la PFP. Todavía vemos helicopteros sobrevolar la zona del centro y sureste de la ciudad. La policia fue replegada. El pueblo defendió con valor las instalaciones universitarias.

Ya de noche, vamos a la explanada de Santo Domingo, sobre la calle están las ofrendas de muertos en recuerdo de los asesinados en estas semanas de protestas. El resto de la ciudad está desolado, pocas personas en las calles. En el Zócalo y Alameda está estacionada la PFP, parte de la tropa duerme en los portales, otros dan mantenimiento a las tanquetas de las averías que tuvieron hoy. Vallas de uniformados restringen el acceso. Sólo algunos turistas transitan tomando fotografías.